Nesta web as cookies son utilizados para fins estatísticos para optimizar a función e, así, proporcionar contidos adaptados aos seus intereses. Se preme "continuar" , concordas con estas condicións. Máis información.

Populares de Pontevedra

Populares de Pontevedra

  • El PP denuncia el “desmantelamiento de todos los servicios para jóvenes vigueses” tras certificarse hoy el cierre de la Casa da Xuventude y el Punto Xove

     La presidenta y portavoz, Elena Muñoz, el secretario local, Javier Dorado, y la presidenta de NNGG visitan las instalaciones cerradas en López de Neira 

    • Muñoz subraya que Vigo se ha convertido hoy en la única gran ciudad española sin ningún punto de información para sus jóvenes
    • Lamenta que esta decisión se enmarca en la línea de las políticas de un gobierno municipal que “ignora a la juventud” como demuestra con una ejecución presupuestaria de apenas al 30% en lo que va de año 
    • Demanda “alternativas de ocio para nuestros jóvenes”: “No queremos que la única opción que se les ofrece sea el botellón”
    • Fernández Lixa apunta que “los jóvenes vigueses nos sentimos abandonados” y recuerda que, sólo el año pasado, 26.000 jóvenes acudieron a este punto para asesorarse sobre el programa Erasmus, el interrail o actividades de voluntariado    

          

    Vigo, 1 de septiembre de 2017.- La presidenta del PP de Vigo, Elena Muñoz, acompañada del secretario local, Javier Dorado, y de la presidenta de NNGG, Rocío Fernández Lixa, ha visitado hoy el Punto Xove ubicado en la calle López de Neira, donde ha constado el cierre de esta infraestructura. Una decisión que, sumada a la clausura del servicio que ofrecía también hasta ayer la Casa da Xuventude, supone “el desmantelamiento de todos los servicios para jóvenes vigueses”.

    “Hoy desgraciadamente se ha consumado algo que se veía venir y que demuestra la intención del Gobierno local de acabar con los servicios que se prestaban a los jóvenes vigueses. Un paso más de los muchos que se han dado a lo largo de estos últimos años”, ha subrayado Muñoz, que se ha reunido con un grupo de jóvenes que le han trasladado “su preocupación y su disgusto”. No en vano, detalla, “hay mucha gente indignada”, como demuestra el hecho de que ayer, en poco más de dos horas, se recogieran más de 1.000 firmas de apoyo.

    En este contexto, Muñoz ha lamentado una decisión que refleja “el absoluto desinterés del alcalde y de su equipo por la juventud de Vigo”. Una falta de atención que, como explica, se pone de manifiesto claramente en los presupuestos municipales.

    Así, en lo que va de año sólo se han ejecutado un 30% de las cuentas en materia de juventud, que incluyen “cantidades irrisorias como los 7.000 euros destinados a asociacionismo juvenil o los sólo 100.000 para algo fundamental como es el empleo”. Unas cifras que no hacen sino constatar que “los jóvenes no le interesan al alcalde”, como viene demostrando desde hace años, y como ha vuelto a demostrar hoy.

    “¿Qué alternativas de ocio ofrece a nuestros jóvenes? No queremos que la única opción que se les ofrece sea el botellón”, ha ahondado Muñoz, subrayado que, después de estos cierres, “Caballero acudirá a otras administraciones para que hagan lo que debería hacer él”.    

    No en vano, y como ha censurado la presidenta local, tras estos cierres, Vigo se ha convertido en la única gran ciudad española que no tiene un punto de atención para jóvenes.

    26.000 usuarios

    Una infraestructura que, como ha detallado la presidenta local de NNGG, Rocío Fernández Lixa, sólo el año pasado atendió 26.000 personas, “más de un tercio de la población joven de Vigo”. “En este Punto, al igual que en la Casa da Xuventude, se asesoraba a nuestros jóvenes facilitándose información sobre el carnet joven o sobre actividades europeas como el Erasmus plus el Voluntariado o el interrail”, expone. Y, además, añade, “se ayudaba a jóvenes en riesgo de exclusión social ofreciéndoles alternativas de ocio a estar en la calle”.

    Fernández Lixa ha recordado que “con este alcalde se han ido suprimiendo iniciativas como Súbete ao Castro o Noites Vivas”, por lo que parece que “la única opción que nos ofrece es el botellón”. “Los jóvenes de Vigo nos sentimos abandonados”, ha concluido.