Nesta web as cookies son utilizados para fins estatísticos para optimizar a función e, así, proporcionar contidos adaptados aos seus intereses. Se preme "continuar" , concordas con estas condicións. Máis información.

Populares de Pontevedra

  • 1
  • El PP denuncia que la prórroga a Aqualia ha traído, este mes, una subida en el recibo del agua que, en algunos casos, alcanza el doble

    • “Ya lo dijimos en su día: la tarificación por consumo escondía una subida porque se establecen tres nuevas cuotas fijas”, afirmó Alfonso Marnotes
    • La prórroga fue una cacicada y ahora pagamos más que los ciudadanos de A Coruña, Madrid o Barcelona
    • Abel Caballero, con la prórroga, garantizó los ingresos a Aqualia a costa de los vigueses que, en el peor momento, ven cómo tienen que pagar más por el agua por culpa de los chanchullos del alcalde

     

    Vigo, 15 de noviembre de 2021.- El grupo municipal del PP denuncia que la prórroga a Aqualia ha traído, este mes, una subida en el recibo del agua que, en algunos casos, ha aumentado hasta el doble, en comparación con el último recibo. “La nueva tarifa del agua ha comenzado este mes a cobrarse. Y se confirma lo que ya dijimos en su día, la tarificación por consumo escondía una subida porque se establecen tres nuevas cuotas fijas que no dependen del consumo: abastecimiento, alcantarillado y depuración. Estas se pagan sin abrir el grifo y además hay que sumarle las del agua consumida. Así el incremento del recibo en una familia media es del 19,4% en dos meses y ya pagamos el agua más cara que en A Coruña, Madrid o Barcelona. Y, desde luego, pagamos el agua más cara de Galicia. Ahora, miles de vigueses, lo están viendo ya en sus recibos. Es un atraco. Pagamos más por lo mismo, no hay ni una sola mejora en el servicio”, explicó Alfonso Marnotes.

    “De aquellos polvos vienen estos lodos. La prórroga fue una cacicada, realizada el último día del año 2020. El alcalde ni siquiera se molestó en aprobarla como las demás el primer día del año. Así que Abel Caballero, el último día del año, en el secreto de la junta de gobierno que convocó de manera extraordinaria y urgente adjudicó un negocio de 200 millones de euros, que le vienen muy mal a los vigueses y muy bien al alcalde”, afirmó el portavoz.

    El grupo municipal del PP recuerda que el alcalde aprobó una nueva tarifa con la promesa de que el agua sería más barata, pero lo cierto es que ahora pagamos más. “Tenemos ejemplos de esta considerable subida en el recibo. Así, una familia que consume 31 metros cúbicos, en el recibo anterior pagó 46,09 euros y en el de este mes se ha incrementado casi 10 euros, hasta los 55,85 euros. O, por ejemplo, otra familia que hace dos meses pagó 78,25 euros, ahora ha pagado 129,25 euros. Un escándalo y una vergüenza. En el peor momento, inmersos en una crisis económica, los vigueses ven cómo no sólo tienen que pagar más por la luz, los combustibles y los productos básicos,  sino que además, por culpa de los chanchullos de Abel Caballero, tienen que pagar más por el agua”, añadió Alfonso Marnotes.